El Ayuntamiento de Madrid se olvida de los autónomos

 Ante el inminente Acuerdo para el Plan Municipal de Empleo de  Madrid (diálogo social que no cuenta con la participación de las pymes y autónomos), COPYME (Confederación General de las Pequeñas y Medianas Empresas del Estado Español) manifiesta que en este tipo de decisiones el Ayuntamiento de Madrid sigue anclado en el pasado. Este tipo de acuerdos ya lo experimentó Ruiz Gallardón en 2008 y 2011, sus resultados no fueron para tirar cohetes.

 
Los barrios sin comercio son lugares fantasma: Desde el comienzo de la crisis en 2008, la bajada del consumo, la falta de créditos, los altos alquileres y los impuestos han empujado  al comercio tradicional a echar la persiana: comercios especializados, como las ferreterías de barrio, las droguerías o las tiendas de electrodomésticos, papelerías, ultramarinos, equipamiento de hogar, muebles y accesorios para vivienda, negocios de venta de ropa, calzado, complementos... De nada han servido los Planes Municipales  de  Empleo  acordados con los agentes sociales de siempre, acuerdos que empujan a los consumidores a llenar las grandes superficies y el centro de la ciudad, mientras los barrios se degradan, se quedan apagados y desiertos de vida comercial.
 
Al prescindir de las organizaciones de pymes y autónomos para este cometido se ignora de facto que Madrid es una ciudad donde el empleo que se crea proviene, en gran medida, del sector servicios donde pymes y autónomos empleadores son la fuerza de contratación más importante y, sin embargo, su marginación en el diálogo social es clamorosa. 
 
Si la idea del Ayuntamiento es dinamizar el empleo, no debería caer en los mismos errores del pasado y escuchar, como novedad, a quienes somos receptores de las preocupaciones, iniciativas y propuestas ilusionantes que sobresalen en estos colectivos. Si otro mundo es posible, decimos bien alto al Ayuntamiento que otro diálogo social también es posible y necesario.